Pensiones y fondos de jubilación en un divorcio

Printer-friendly versionPrinter-friendly version

¿Qué pasará con nuestras pensiones después del divorcio?

En la mayoría de los divorcios en que uno o ambos cónyuges tienen beneficios de pensión o jubilación, no hay dinero para repartir todavía porque los cónyuges no llegaron a la edad de jubilarse. Pero las pensiones son propiedad conyugal, y el dinero aparece cuando el empleado comienza a recibir beneficios.

En general, los cónyuges firmarán una QDRO (Orden Calificada de Relaciones Domésticas), para transferir una porción de los beneficios a fondos separados para cada cónyuge. De esa manera cada cónyuge sólo pagaría los impuestos o multas por su parte de los beneficios. (Cuando las pensiones se pagan, son sujetos a impuestos. Y si se retiran los fondos antes de tiempo, habrá que pagar una multa.)

Hay muchos tipos de pensiones: privadas, estatales y militares, por ejemplo. Cada una tiene reglas distintas sobre cómo se reparten en caso de divorcio. Este tema puede ser muy complicado. Si usted o su cónyuge tienen una pensión, o pueden tener derecho a beneficios de jubilación militares, hable con un abogado o un profesional de impuestos.



Revisado en marzo de 2009